jueves, 18 de noviembre de 2010

Acusan al diputado Kunkel de darle un cabezazo en la mano a Graciela Camaño

Hannibal Lecter. Kunkel intenta morder la mano de Camaño.
Sectores de la oposición, nucleados detrás de Elisa Carrió, elevaron una denuncia en el día de ayer acusando al kirchnerista Carlos Kunkel de "sembrar un estado de crispación al atacar cobardamente la palma abierta de la diputada Camaño con un traicionero cabezazo", en el anexo de la Cámara de Diputados. "El kirchnerismo quiere plantar la idea de que Camaño atacó a Kunkel pero en realidad Camaño quería saludar al diputado y fue Kunkel quien la atacó de lleno en la mano", dijo Carrió mientras usaba una remera con la inscripción "Apocalipsis ya".

Los columnistas del diario de La Nación expresaron, desde sus cómodos escritorios situados a kilómetros de la redacción del diario: "El ultra k Carlos Kunkel merece un golpe de puño del mismo modo que este gobierno necesita un golpe pero de estado". Rosendo Fraga, puntualmente, twitteó: "Si no fuera porque Graciela Camaño es mujer ya la estaría postulando a presidente de la nación". Del mismo modo, los periodistas de catorce años que escriben el Diario Clarín insistieron en la inocencia de Camaño y acusaron al hiper k Carlos Kunkel de "hacerse el 6-7-8 al recordar lo que dijo Barrionuevo de dejar dos años de robar, eso no da, tipo, no da".

Luis D' Elia también se sumó a la polémica y dijo que la trompada no debía tomarse muy en serio. "Por favor muchachos, piña es otra cosa, piña es la que le di yo aquel ruralista hace dos años, je", expresó en su página oficial de Facebook. Por su parte, el mega k Carlos Kunkel se llamó a silencio y sobre el incidente solamente se limitó a opinar: "Auch".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post relacionados con imágenes

.